Venta vintage a beneficio de artesanos 

Por Isela Carmona Cardoso
isecarmona@gmail.com  

He sido Relatora en algunos eventos del CEMEFI enfocados a las áreas jurídicas, banca social, vivienda sustentable y tercera edad, así como trabajo voluntario con niños con cáncer, pero la oportunidad de participar en una venta de garage a beneficio, organizada por las damas voluntarias del Museo de Arte Popular ha sido una nueva y gratificante experiencia que me permitió eliminar ciertas predisposiciones instintivas a juzgar el trabajo de gente con mayores recursos que el promedio.

Me permitió entender que a esos niveles el ayudar realmente tiene mayor mérito, pues para ellos es más cómodo y fácil evadir las necesidades de los que menos tienen con respecto a quienes nos catalogamos como la clase media que estamos más cerca de los necesitados y más lejos de las distracciones materiales de los que, como ellos, gozan de mayores bendiciones materiales, pero igualmente más distractores para no ver las necesidades ajenas…

Y aún así y a pesar de sus apretadas agendas, esas personas “ayudan”, debemos más que exigirles que aporten “más” o juzgar sus niveles de “ayuda”, agradecerles por dedicar su valioso tiempo y generosidad, y por no perder piso y de vista a los más necesitados a pesar de los barullos de los tiempos modernos, imagínense si no fuera así cuántas más necesidades habría en el mundo. 

Fuente: www.hacesfalta.org.mx